Historia

El Refugio que se convirtió en Hotel de Montaña

El Boutique Hotel & Spa Grau Roig tiene una larga historia detrás.

Enclavado en el corazón del pirineo andorrano, su origen se remonta a un refugio de montaña, condición que se ha seguido manteniendo en su esencia y en los materiales que posteriormente se han utilizado para su construcción.

Galería

Origen del Hotel Grau Roig

Desde siempre ubicado en el mismo lugar, todo comienza en 1956, cuando Francesc Viladomat, empresario y campeón de esquí, instaló el primer telesquí en la cumbre del Coll Blanc, en Pas de la Casa.

Funcionaba gracias al motor de un camión y podía transportar hasta 450 esquiadores cada hora. A partir de aquel momento, la estación fue creciendo con un remonte nuevo cada año.

Galería

El primer telesquí instalado en el sector Grau Roig fue en 1959 al lado del Hotel Grau Roig, en aquellos tiempos un pequeño refugio de montaña. En 1974, el Hotel Grau Roig se convirtió en el primer hotel refugio del sector.

Durante los años 80, Pas de la Casa-Grau Roig incorporó los primeros cañones de nieve automáticos y en la estación vecina se inauguró el sector Riba Escorxada, con acceso desde El Tarter.

En octubre de 2003, Pas de la Casa-Grau Roig y Soldeu-El Tarter anunciaban una fusión muy esperada. Las dos estaciones andorranas pasaban a constituir el dominio esquiable más grande de los Pirineos: Grandvalira.

Galería

La evolución del hotel

Nuestra historia empieza con la adquisición del hotel por parte de la Familia Sans Marfany en 1987.

Desde entonces, y con continuas mejoras que nos ha traído hasta el hotel boutique actual, hemos estado ubicados en el mismo sitio ofreciendo nuestra mejor atención para los viajeros, esquiadores y amantes de la montaña, en una continua evolución de calidad y excelencia, que nos convierten en el destino ideal para disfrutar de estos valles maravillosos en todas las estaciones del año.

En invierno, por supuesto, estamos preparados para darte la mejor atención si eres un enamorado de la nieve y las actividades de montaña más extremas.

Galería

En primavera y verano puedes disfrutar de los excelentes caminos, rutas y senderos que nos rodean, empapándote de la vegetación y flora tan característicos de la alta montaña. Todo ello acompañado de lagos, riachuelos y torrentes espectaculares que te harán disfrutar del sonido del agua mientras paseas y respiras aire puro.

El otoño es la época preferida por nuestros clientes para disfrutar de la espectacular gama de colores ocres en los que se transforman todos los árboles y plantas de nuestro entorno. Nada mejor que caminar por senderos cubiertos de hojas, buscando setas y bayas y disfrutando de una buena comida en nuestras instalaciones a la vuelta.

Disfrutarás de la montaña en todo su esplendor en cualquier momento.